NO ESPEREMOS...


Por la urgente reapertura de la Mesa Salarial;

* $2.000 de emergencia por 16Hs. cátedra y proporcional por cargo;
* Ningún docente por debajo de la Garantía Mínima.

Sáb. 4/10, 10 hs. - Asamblea Abierta 
con mandato de escuela en el Parque Rivadavia, frente al monumento a Bolívar.




NO A LA EVALUACIÓN DOCENTE EXTERNA Y ESTANDARIZADA

El gobierno avanza con EL INSTITUTO PARAN LA EVALUACIÓN DOCENTE EXTERNA Y ESTANDARIZADA. HOY, VIERNES 8/7, VAYAMOS A LA ASAMBLEA.
A las 18 hs. en ADEMYS, SOLÍS 823.


***

NO A LA EVALUACIÓN EXTERNA

ANTE EL INMINENTE TRATAMIENTO DEL PROYECTO DE LEY DEL PRO SOBRE EVALUACIÓN DOCENTE EN LA COMISIÓN DE EDUCACIÓN EL 12/8, Y SU POSIBLE APROBACIÓN EN RECINTO EL 21/8, DESDE ADEMYS CONVOCAMOS A LA DOCENCIA A MOVILIZARSE EN RECHAZO A ESTOS PROYECTOS DE LEY.

Luego de que la docencia lo rechazara masivamente en 2013, nuevamente el PRO intenta aprobar su proyecto de evaluación docente que propone la creación de un Instituto de Evaluación.
Desde Ademys venimos denunciando que los sistemas de evaluación externos, estandarizados, censales, tienen el propósito de establecer una relación entre resultados de la evaluación (y del “rendimiento” de los estudiantes) con el salario; vincular la permanencia en los cargos docentes con los resultados de la evaluación; subordinar la enseñanza a “pruebas” nacionales e internacionales presentadas ideológicamente como estándares “objetivos”; implementar el rankeamiento de escuelas y otorgar una distribución presupuestaria en relación a los resultados de la evaluación. Apuntan a destruir el Estatuto Docente y profundizan la adaptación de las relaciones laborales, salariales y educativas a los requerimientos de los organismos internacionales y sus representantes locales.
Por ello rechazamos también el proyecto del Frente UNEN con similares características que el del PRO, y el del FPV, pretendidamente superador del proyecto del PRO, pero que abre la puerta a que las prácticas docentes se evalúen desde organismos externos a las escuelas, por tanto descontextualizadas del propio proceso educativo, reduciendo la evaluación a una cuestión estadística y por tanto cuantitativa.
Ademys reitera ante la Comisión de Educación de la Ciudad de Bs As y el propio Ministerio de Educación su rechazo a todos los proyectos de Ley de Evaluación Externa.

Convocamos a toda la docencia a movilizarse a la Legislatura de la Ciudad el martes 12/8 para expresar en la Comisión de Educación el rechazo a la Evaluación Externa.
Docentes luchando
En Ciudad
            Los acuerdos salariales de marzo han dejado por debajo de la garantía mínima a cientos de docentes (celadores, preceptores), los curriculares han recibido un aumento escandalosamente bajo y como regla general la nueva grilla de salarios está condenada a la desactualización: sólo basta con tomar en cuenta el incremento sufrido en la canasta básica que en julio de este año aumentó un 41% en relación a julio de 2013. Somos muchos los docentes que a fin de mes no cobramos, muchos los que no cobramos desde hace meses y muchos más los que cobramos mal, siempre enfrentados al jeroglífico del recibo de sueldo.
            Los docentes de media comenzaron a vivir en carne propia los resultados de una aplicación paulatina de la NES. Un ejemplo de esto es que a algunos docentes de Tecnología de la Escuela Media N° 5 D.E. 10 “Héroes de Malvinas”, se les comunicó antes del receso que quedarían cesantes en sus cargos a partir de agosto.
                De la mano del ajuste en nuestros salarios, los bloques del PRO, el FPV y el UNEN atacan nuestras condiciones laborales: de espaldas a los docentes que nos venimos negando a la evaluación educativa, estos tres bloques legislativos preparan la avanzada sobre la escuela y sobre nuestro estatuto a través una evaluación externa, estandarizada y descontextualizada, que apunta a atar el salario al desempeño como quieren las más recalcitrante tradiciones neoliberales en educación.
                Nuestra genuina sensación de soledad en el aula, el no dar abasto con las tareas que nos impone la realidad escolar no se puede escindir de esta coyuntura. La superpoblación de aulas en las escuelas primarias de zonas sur y las faltas de vacantes en los jardines de infantes son el resultado de la ausencia de una política seria, planificada y real de construcción de escuelas. Los terrenos ociosos que el gobierno del PRO prefiere regalarle a la Universidad del Salvador en vez de brindarlos para la construcción de escuelas públicas son la muestra clara de cuál es el foco de interés de este gobierno. Es el mismo gobierno que aumenta año tras año el presupuesto para la educación privada y recorta el de infraestructura escolar.

En provincia
            En gran parte del país, la docencia despliega una lucha por sus condiciones laborales, por el salario y por la educación pública. En la actualidad son muchas provincias que anunciaron medidas hacia el final del receso de invierno. De forma aislada, sin las centrales burocráticas apañadas por el gobierno nacional, los docentes no bajan los brazos. En marzo, con 17 días de huelga ininterrumpidos los docentes de la Provincia de Buenos Aires obtuvieron un triunfo sentando a negociar al gobierno de Scioli que se había mostrado inconmovible, ofreciendo cifras de aumento que eran una verdadera falta de respeto y que pretendían ser un caso testigo para depreciar las paritarias de otros trabajadores. La continuidad de la lucha, el tesón de esos maestros y profesores, de las conducciones en las seccionales multicolores hicieron que el gobierno bonaerense reculara con la propuesta inicial y rompieron el techo oficial, obligando a la conducción central del SUTEBA a darle continuidad a la medida y llamando a movilizar. En las calles fueron miles y resistieron las amenazas de los descuentos y de la conciliación obligatoria. A la fecha el aumento, que no llegaba a cubrir la inflación quedó desfasado y el gobierno nunca cumplió con el monitoreo que implicaba la rediscusión de la pauta salarial. En virtud de estos problemas, y con el agravante de haber sufrido un duro recorte en los comedores escolares, la docencia bonaerense sale al cruce del ajuste y se plantea un paro de 48hs para el 4 y 5 de agosto.

Por todo esto
                Es momento de ponerse de pie. Ninguno de los problemas mencionados va ser resuelto sin que los docentes tomemos en nuestras manos el compromiso de salir a dar pelea para que no nos arrebaten nuestros puestos de trabajo, para que no nos conformen con un hueso en la mesa salarial, para que no demuelan el sistema educativo. Ninguno de esos problemas son exclusivos de los docentes de la Capital, ninguno de esos problemas comenzó ayer y va a terminar mágicamente mañana. La realidad nos exige más energía, nos exige unidad en la acción, nos exige levantarnos y luchar colectivamente, sin temor y sin pausa. Los docentes de capital junto a otros docentes del país debemos enfrentar de manera unificada este ajuste que es la razón por la cual vemos cómo en el cotidiano estallan pequeños incendios en las escuelas que solos no vamos a poder apagar. Por eso denunciamos al macrismo en la ciudad, pero también decimos que la Educación sigue siendo un problema nacional: mientras millones de dólares van a parar a los acreedores internacionales de deuda (Club de París, Fondos Buitre) o las transnacionales como Repsol, tanto en la ciudad como en las provincias, nuestras escuelas se llenan de goteras y el gas en algunos casos es un bien suntuario, los niños y niñas se abarrotan en un aula, los salarios los borra la inflación de un plumazo.
                Es tiempo de salir a la calle, de pelear codo a codo, como lo hicieron los docentes de la Provincia de Buenos Aires en marzo, como lo siguen haciendo hoy, en esa y en la mayoría de las provincias del país.
Los docentes porteños tenemos mucho por qué pelear, por eso convocamos al cese de actividades de Ademys para el día 4 de agosto. Es un punto de partida, para que nuestro reclamo se pueda sentir en la calle junto a los compañeros de provincia y del interior.
Formemos asambleas en las escuelas para pensar en la continuidad de esta medida, crezcamos en organización, elaboremos mandatos de escuela, elijamos delegados, comuniquémonos y organicémonos con las familias para llevar nuestras exigencias hacia los responsables políticos de la crisis que vive la escuela.
Vamos a movilizarnos por
-La inmediata reapertura de la Mesa Salarial y de Condiciones Laborales. Rechazamos el acuerdo salarial y denunciamos que además de insuficiente ha dejado a miles de docentes por debajo de la garantía salarial, con un aumento inferior y algunos casos con un congelamiento salarial.

-Contra los proyectos de ley de evaluación externa, censal y neocolonialista que se impulsan en la perspectiva de instaurar el salario por mérito, el ranking de escuelas y la estabilidad en los cargos atada a los resultados de la evaluación.
-No a la reforma curricular en media (NES) que devalúa los planes de estudio y la formación de los jóvenes, recorta orientaciones y quita contenidos específicos rebajando el alcance de los títulos, al tiempo que recorta horas y materias afectando laboralmente a los docentes.
-Construcción de escuelas. Ademys viene sosteniendo una campaña de construcción de 25 escuelas en la zona sur para solucionar los problemas de vacantes en las escuelas públicas. Anulación de la inscripción on line.
-Contra la precarización laboral y educativa. No al vaciamiento y cierre de programas educativos.

Lista de Maestr@s y Profesor@s – 3/8/2014

A 12 años de la masacre de Puente Pueyrredón, Maxi y Darío siguen presentes en nuestras luchas‏



Cualidades

Darío Santillán in memorian

Un horizonte entre ceja y ceja
como un juguete a cuerda.
Lugar en las costillas para sentir el dolor
de la humanidad entera.
Un espacio adicional para los nuevos brazos que te crecen.
Una hora más al día para organizar tu amor.
El extraño nombre de la vigilia.
El barro para ser caminado al ladito de los otros.
Un canto, la pancarta, una pintada.
El plural de la primera persona en el lugar del nombre.
Una columna vertebral anodizada por los sueños.
El potrero de la ideología y la academia del barrio.
Marx, Lenin, el Che como un jarabe para el mundo paciente.
La barba depende de ella, no es excluyente.
Un territorio de la tierra para probar que no es imposible nada.
Una baldosa del sueño para jugarse entero.
Un equilibrado rechazo del abismo.
Organizar hasta el compás de las orugas.
Fallar en el intento y levantarse
de un salto, de rodillas nunca.
Acariciar todos los días una estrella.
Apuntar y echar las piedras necesarias.
Odiar la paz que mata niños de hambre.
Odiar las guerras que matan pueblos enteros.
Hacerle la guerra al hambre y sobre todo al hambreador
cualquiera sea su nombre y su figura,
monte a caballo, en jeep o en mercedes benz.
La vida entregada si hay un compañero caído y merodean
los chacales al acecho.
Saber que uno está en el lugar correcto
si está donde van los overoles, los delantales,
las manos sucias, los pies descalzos, los de abajo.
Tener la realidad sometida al examen de la lupa
para tratar de sacarle un poco de verdades.
Aprender contra todos los aplazos
-aunque parezca una quiniela o una quimera-
que el futuro es nuestro.

Hernán Boeykens Larrain



 

No sobran pibes, faltan escuelas





En la ciudad no sobran pibes.

En la ciudad faltan escuelas.

En octubre de 2013, el Gobierno de la Ciudad implementó un nuevo sistema de inscripción escolar, no ya desde el contacto de las familias con las instituciones educativas sino a través de internet; es decir, on-line.


Hoy en día, miles de niños y niñas de la Ciudad de Buenos Aires, particularmente de nivel inicial, no tienen vacante en la escuela pública. El Gobierno de la Ciudad y el Ministerio de Educación, a través de este sistema, buscaron monopolizar la distribución de las vacantes sin brindar ningún tipo de información acerca de las mismas ni el criterio con el cuál las asignaban.
 
  Esto profundizó y visibilizó varios de los problemas preexistentes en la educación pública: superpoblación de aulas especialmente en zona sur; vaciamiento de escuelas con el riesgo de cierre de grados y cursos, medida ya aplicada en años anteriores; transferencia de matrícula y fondos al sector privado, expresada en diferentes tipos de subsidios; falta de construcción de escuelas públicas de todos los niveles.
 
Paralelamente, el Gobierno de la Ciudad mantiene el presupuesto para infraestructura escolar subejecutado, sin mostrar interés alguno en iniciar la construcción de las escuelas necesarias para terminar con el hacinamiento en aulas de la ciudad, principalmente en la zona sur.
  Desde Ademys junto con docentes y familias nos venimos organizando y exigiendo un plan integral de construcción de escuelas en la ciudad, sabiendo que existen miles de espacios ociosos con los que el Gobierno de la Ciudad negocia en el mercado inmobiliario en lugar de destinarlo para garantizar el pleno acceso a la educación en todos los niveles.
           
¡Entregan 5 manzanas a instituciones privadas en Parque Patricios en lugar de construir escuelas públicas gratuitas!

  En diciembre del 2013, el Gobierno de la Ciudad escrituró a favor de la Corporación del Sur 59.000 m2 quien a su vez se los entregó a la Universidad del Salvador, al Instituto Tecnológico de Buenos Aires y a oficinas. Esto es una estafa. La Corporación del Sur debe ser disuelta por constituir la puerta de salida de recursos públicos para beneficio de entidades privadas sin control de ningún tipo. Esta operación fraudulenta debe ser anulada, reintegrarse los terrenos al estado y disponerse en ellos la construcción de un polo educativo para la zona sur.

Por todo esto exigimos:

-          Plan integral de construcción de escuelas: por 25 nuevas escuelas públicas en zona sur;
-          Partida presupuestaria de emergencia de todos los niveles;
-          Recuperación de terrenos ociosos;
-          Derogación de la inscripción on line;
-          Basta de subsidiar a la educación privada;
-          No a las aulas modulares;

Acercate a la Jornada Cultural
Domingo 22 de junio desde las 13.30 hs. en La Rioja y Caseros.
Radio abierta, mural, actividades artísticas y mucho más.